Qué es el parkour y el free running

Share Button

Pocos han oído hablar de estas dos palabras. Puede que suenen raras para personas neófitas en el mundo del running y del deporte. Actualmente son dos conceptos extendidos dentro de los amantes del atletismo y, aunque generalmente se da por sentado que son lo mismo, no es así.   Son técnicas de runners muy parecidas, pero no exactamente iguales y su finalidad tampoco la misma.

El  vocablo  Parkour (ADD) deriva del francés “parcours”, haciendo referencia a los circuitos habilitados en las pistas de obstáculos para entrenamiento militar. Hoy lo se conoce como la práctica de desplazarse por la ciudad o por la naturaleza superando obstáculos. Los impedimentos a superar pueden ser vallas, muros, ríos o cualquier espacio distante sin apoyo alguno. Sus orígenes se remontan a la época de la Primera Guerra Mundial. Fue entonces cuando un oficial naval francés, George Hébert, observando como se desplazaban los integrantes de algunas tribus africanas, desarrolló una técnica atlética basada en la habilidad de desplazarse salvando obstáculos.

El “traceur o traceuse”, ya sea hombre o mujer, basa su entrenamiento en una filosofía de la superación personal. Busca la manera más fácil, eficiente y adecuada de salvar cualquier obstáculo que se le presente en el camino. Busca la velocidad utilizando únicamente el cuerpo, y para ello emplea ejercicios y técnicas básicas gimnasticas. Su finalidad radica en fortalecer la confianza en el cuerpo y la mente a medida que va avanzando en su recorrido.

El Free Running básicamente es lo mismo, pero haciendo  piruetas y acrobacias, a cual más rara y peligrosa. Su metodología no incluye el concepto de velocidad, sino que más bien busca el aspecto artístico del salto o movimiento. Se quiere ir más allá de lo posible e imaginable. Realmente son verdaderos acróbatas, que generalmente  son profesionales del riesgo, muy cotizados en las películas de acción y artes marciales.

La expresión Free Running se utilizó por primera vez en el documental “Jump London” emitido en septiembre del año 2003. En él se mostraban las acrobacias urbanas de tres  traceurs franceses. Con posterioridad, en 2005, se emitió un segundo documental con el título de “Jump Britain”, dentro de la misma temática. Ambos fueron dirigidos por Mike  Christie.

Estos dos documentales son muy interesantes y presentan una muestra muy interesante para conocer esta práctica deportiva.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *