Lesiones del corredor. Las fracturas por estrés

Share Button

En primer lugar, indicar que se considera como “fractura ósea” a la rotura total o parcial de un hueso. Normalmente se debe a traumatismos.

Sin embargo, no siempre es esa la causa, y tampoco el hecho de que se produzca la rotura total del hueso. Ese sería el caso de las “fracturas por estrés”.

Por tanto. ¿Qué es una fractura por estrés?

Para empezar, una fractura por estrés consiste en una pequeña rotura en un hueso. Es consecuencia de la reiteración prolongada y repetitiva de un movimiento de fuerza con impacto. Esa reiteración de esfuerzo en la misma zona ósea provoca, con el tiempo, delgadas fisuras como consecuencia de su excesivo uso.

Por desgracia, los corredores, sobre todo los maratonistas, son muy propensos a este tipo de lesión. El continuo golpeteo de los pies en el suelo es un factor de riesgo bastante elevado.

Pero. ¿Porqué se producen?

Podríamos decir que hay factores ajenos a ese movimiento que pueden aumentar el riesgo de que se produzca la fisura.

Por un lado, puede darse el caso de que los huesos sean débiles o tengan una patología, como la osteoporosis, por ejemplo.

Por otro lado, el consumo reiterado del alcohol y del tabaco, puede afectar a la densidad del hueso, que con el excesivo entrenamiento puede acarrear lo que se denomina “fatiga ósea”.

¿Cómo prevenirlas?

Sobre todo lo más importante es asesorarse bien sobre programas de entrenamiento y técnicas deportivas. Cada deporte presenta riesgos en una zona diferente, así que hay buscar el equipo adecuado. Y sobre todo, en los runners, es muy importante la elección correcta de las zapatillas. No todas sirven para todos los atletas ni para todas las modalidades.

Además, hay que saber que “cuando duele” es por algo. Lo aconsejable es buscar la causa y tomar las medidas necesarias para que desaparezca esa molestia.

De todas formas, hay que efectuar calentamientos correctos (antes y después), llevar una dieta rica en calcio y descansar correctamente. Todas estas medidas son muy aconsejables y de obligado cumplimiento para todo atleta.

¿Y su tratamiento? Cuál sería

Realmente si se da el caso de una fractura causada por estrés, lo que prescriben los médicos es reposo durante 4 u 8 semanas, inmovilizando la parte afectada. Y posteriormente, reanudar de forma paulatina el entrenamiento

Recomendación

Si queréis profundizar más en el tema podéis informaros mejor en el siguiente libro de Francisco Javier Castillo Montes. Os lo recomiendo.

Os dejo aqui el enlace

    Prevención y Tratamiento de Lesiones en la Practica Deportiva

.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *