Las carreras de San Silvestre

Share Button

A lo largo del año, y por todo el planeta, se celebran numerosas carreras pedestres. Para diferenciarlas, cada organización le da un nombre específico al evento que convoca. Sin embargo, hay unas carreras que se celebran el último día del año, con el mismo nombre: La carrera de San Silvestre. Lo único que las distingue unas de otras es el lugar donde transcurren. Por lo demás, todas ellas son de carácter popular y multitudinario, con el fin de celebrar la salida y entrada del año. Tradicionalmente se celebran el 31 de diciembre aunque algunas se adelantan a los días previos.

La primera carrera que se celebró con este nombre fue en Sao Paulo (Brasil) el 31 de diciembre de 1927. Su iniciador y promotor, el periodista Cásper Libero, pensó en despedir el año de una forma diferente a la tradicional. Con este fin, organizó una carrera inspirada en otra nocturna, con antorchas, que había presenciado en Paris el año anterior. Le había impactado tanto su espectacularidad, que quiso copiarla. La bautizó con el nombre de uno de los santos que se celebraban su onomástica ese día. De entre todos eligió a San Silvestre, en honor del Papa del mismo nombre que falleció el 31 de diciembre del 335.

Hasta 1945 la San Silvestre de Brasil fue la única que se celebraba. Hoy en día, las que tienen mas renombre son la propia “Corrida de Sao Silvestre” brasileña y la “San Silvestre Vallecana” de Madrid. Ambas concentran el mayor número de corredores.

Como curiosidad añadire que, aunque se considera a la San Silvestre Vallecana como la primera en celebrarse en España, ese dato es incorrecto. La primera San Silvestre celebrada en España fue en el país vasco en Galdakao (Vizcaya). Era el año de 1961, mientras que la Vallecana se inicio en el 1964.

La idea de celebrar una carrera de asfalto en Vallecas, nació en la barra de un bar, de la mano de Antonio Saburiego. Este consiguió llevar a cabo la primera Sal Silvestre Vallecana. En esa edición tan solo participaron 57 atletas.

Hoy en día esa carrera se ha hecho muy popular. Se disputan dos modalidades, una para profesionales y otra para los aficionados. Entre las dos llegan a sumar más de 40.000 participantes. Todo un récord.

Muchas ciudades del mundo han adoptado esa tradición para despedir el año. Berlín (Berliner Silvesterlauf), Londres (Brita Resolution Run), Roma… entre otras muchas. En España estos eventos se han convertido ya casi en una tradición. Solo para mencionar algunas, destacare las madrileñas “San Silvestre de Alcobendas” y la “San Silvestre Roceña”. Famosas son también “La cursa dels Nassos“ de Barcelona, la San Silvestre Salmantina, la Toledana y la Donostiarra. Ya hay infinidad de ciudades por todo el territorio nacional que las organizan de forma más o menos recurrente.

Ninguna de ellas tiene una distancia fija, al ser un recorrido es urbano. Todas han sufrido muchas variaciones a lo largo de los años. Tengamos en cuenta que se han convertido en eventos internacionales repartidos por ciudades de todo el mundo.

Hay muchos que critican algunas de estas carreras por su masificación, pero lo cierto es que cada vez hay más corredores profesionales que las disputan. Buscan  la acreditación de su participación dentro del ranking de carreras homologadas de atletismo.

Algunos se preguntaran el porque se le dio el nombre del Papa Silvestre I, y no el de otro santo cualquiera cuya celebración fuera ese mismo día. Podían haber elegido a Santa Melania, a San Barbaciano, San Zoido o el mismísimo obispo San Mario. Sin embargo eligieron al Papa San Silvestre, ¿por qué?. Posiblemente por la propia fonética del nombre, junto con la popularidad que tuvo en vida el celebre Papa Silvestre I. Este fue un personaje muy apreciado por su sencillez, participando en el concilio de Nicea (año 325). Además fue el primer Papa que no murió mártir y el primero en utilizar la Tiara Pontificia, asentando las bases del derecho canónico.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *