Importancia del calzado en el running

Share Button

Para hacer running , se necesita ir bien equipado. Eso es muy cierto. Hoy quiero hablaros de un equipamiento de los más importantes: el del calzado.

 

Pensemos que todo nuestro cuerpo se soporta en nuestros pies y que el movimiento que genera la carrera afecta mucho a su estructura, tanto ósea como muscular.

 

Nuestros pies están formados por innumerables huesos, algunos muy pequeños, pero con una función fundamental, darnos estabilidad al andar  o correr. Si observamos el esqueleto humano veremos que cada pie tiene un total de 26 huesos, divididos en tres grupos: tarso, metatarso y falanges, siendo la parte de nuestro organismo, junto con la mano, que acumula mayor cantidad de ellos.

 

Otro día haremos un repaso a esta fabulosa estructura ósea. Hoy quiero hacer hincapié en lo importante que es el hecho de protegerlos cuidadosamente cuando hacemos running.

 

Los fabricantes de calzado se han esforzado en diseñar zapatillas adecuadas para esta práctica deportiva, y todos ellos alardean de tener el mejor producto. Marcas como Adidas, Salomon, Mizuno, Saicony, Asics….. se disputan el privilegio de ser las mejores, aunque, actualmente las zapatillas Saicony son las preferidas por su diseño y estructura, a pesar de su elevado coste. La investigación en este campo es alta y competitiva.

 

Veamos, a rasgos generales,  como está diseñada una zapatilla deportiva. Si lo resumimos podemos decir que consta de tres partes: upper o malla, media-suela y suela.

 

El Upper es la parte que está  en contacto directo con el pie y lo recubre por encima y por los laterales, rodeando el tobillo por  detrás. Tiene que ajustar bien para evitar rozaduras, pero sin presionar demasiado, dando una sensación de confort.

 

La media-suela, es la zona intermedia entre el upper y la suela. Es la encargada de amortiguar y absorber el impacto del pie contra el suelo, y donde se encuentra el “drop”. El drop es la diferencia de altura o inclinación que se da entre el talón y la punta del pie.. Cada corredor tiene sus propias preferencias para el drop, hay quien lo prefiere más alto o más bajo, y esta muy relacionado con la propia anatomía del pie.

 

Por último tenemos la suela, que está en contacto directo con el suelo. Por lo general presenta estrías para una mayor estabilidad y agarre. Esta parte tiene características diferentes ya sea para correr por tierra, por caminos de montaña o por asfalto, e incluso, algunas disponen de tacos o pequeños salientes, muy adecuados para correr por las rocas o caminos con pendientes.

 

Pero, nos preguntaremos  ¿da igual un modelo que otro?. Pues no.

 

El calzado deportivo tiene diferentes características en función de su utilización. No es lo mismo una zapatilla para correr, caminar o entrenar sin más, que una para jugar al tenis, al futbol o hacer alpinismo. Todas tienen distintas características en función de su finalidad.

 

Hoy en día encontramos calzado deportivo específico para cada deporte y actividad, Si nos centramos en la carrera o running, los fabricantes de calzado elaboran varios tipos en función de la anatomía de los distintos tipos de pie, del tipo de marcha y del entrenamiento, y hay que pensar que, con el uso, se va deteriorando el material de amortiguación del golpe dado en el suelo.

 

Un buen calzado para correr debe de tener una base amortiguadora adecuada y amplia, que proteja la parte del talón, y además tener flexibilidad, tanto en la suela como en el tejido utilizado. Las hay que priman la amortiguación (disminuyen el imparto continuado al correr) y las que  se decantan por la ligereza (aumentan el rendimiento al ser más ligeras). Sea como sea, hay que escoger las que mejor se adapten a nuestro tipo de carrera y anatomía, con el fin de paliar posibles lesiones como pueden ser la inflamación de los músculos, tendinitis, dolor en el talón, fracturas en tobillos y fatiga de las piernas por sobrecarga.

 

Como veis es increíble lo especializadas que son las marcas de zapatillas deportivas.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *