Share Button

Los amantes de los deportes extremos y que buscan llegar al límite están buscando siempre nuevos retos. La tendencia actual es la de combinar diferentes disciplinas aumentando la dificultad de las pruebas en su conjunto. Este es el caso de varias competiciones, que se celebran actualmente. Veamos algunas de las más conocidas:

Triatlón incluye la natación, la bicicleta y la carrera.

Acuatlón combina la natación y atletismo

Gigatlón incluye 5 disciplinas: natación, bicicleta de carretera y de montaña, patinaje y carrera.

Swinrun es una modalidad por parejas con natación en mar abierto y carrera por zonas de bosque.

En otro artículo ya hable de las triatlón. Ahora me centrare en el swinrum.

Esta disciplina es una modalidad relativamente reciente, se ideó en Estocolmo (Suecia) en el 2002. Al igual que con la triatlón de Hawáii, la idea se forjo en un bar. Allí cuatro atletas se retaron, por parejas, a correr 65 km por 24 islas, combinándolo con 10 km de natación en mar abierto.

La idea era efectuar un recorrido por las islas que componen el archipiélago de Estocolmo. Esta ciudad, conocida como la “Venecia del norte”, se extiende a lo largo de un archipiélago de 14 islas, todas ellas unidas por puentes.

En el 2006 se celebró la primera competición, a la que se le dio el nombre de Ötillo (“de isla en isla”). A sus participantes se les llamó “hombres anfibios”.

Esta competición se diferencia bastante de otras del mismo estilo. En primer lugar se efectúa por por parejas, del mismo sexo o mixtas, unidas por una cuerda que no debe superar los 10 metros. En los tramos de carrera, la unión con la cuerda se elimina.

Por un lado el recorrido de trail transcurre por senderos boscosos, atravesando lagos y ríos. La parte de la natación pasa por mar abierto, entre las islas y los lagos del entorno. El cambio entre un medio y otro es constante pasando de la carrera a la natación en repetidas ocasiones. Por ello los participantes llevan siempre las zapatillas puestas para correr y el traje de neopreno para nadar. Además los participantes deben cargar con todo el material que necesiten: palas, flotadores, zapatillas, brújulas…

No hay distancia concreta para este tipo de pruebas que pueden ir desde los 10-12 km hasta maratones de 70-80 km.

En este tipo de competición, lo más agobiante es tener que correr con el traje de neopreno y nadar con las zapatillas. De todas formas lo fabricantes ya fabrican trajes y zapatillas diseñados específicamente para este tipo de competición.

Esta práctica se esta extendiendo por toda Europa, destacando las de Croacia (Hvar) y en  Suiza (Engadin). Si nos centramos en España, su entrada ha sido muy reciente. Ya las encontramos en Lanzarote, en la Costa Brava, en Gran Canaria, en Álava y Mallorca como las más destacadas.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *