El running como competición

Share Button

Correr es una de las actividades más saludables que podemos efectuar. En nuestra vida diaria, el andar, saltar y correr forman una parte primordial. Nos da unos beneficios enormes tanto para nuestro bienestar físico como mental.

A lo largo de todo el año tienen lugar competiciones y eventos relativos a esta saludable actividad. Actualmente ya tiene la categoría de deporte profesional. En cualquier superficie, ya sea tierra, asfalto, montaña o pista de atletismo tienen lugar eventos deportivos de este tipo. Las distancias son variadas, yendo desde una milla (1.509 metros) a la maratón (42 km y 195 metros).

Dejando aparte estas distancias, las carreras populares son las que concentran más interés general. Las distancias más practicadas por los no profesionales, son las de una milla y las de una legua (5.572 metros). En contraposición, las de 10.000 metros, la media maratón (21 km y 97 metros) y la maratón, están destinadas a corredores experimentados. Estos están acostumbrados a competiciones de larga distancia y habituados a condiciones extremas. Su resistencia física y psicológica son envidiables.

Existen competiciones de gran “calibre” que tienen lugar en condiciones de climas extremos, ya sea en el Ártico, en el desierto o en lugares con altas temperaturas.

Como ejemplos citare algunas.

La  6633 Arctic Ultra, una de la carreras más duras que se celebran actualmente. Hay dos modalidades de 120 millas o de 350. Tiene lugar en el círculo polar ártico. Las bajas temperaturas, el viento y la nieve, hacen de esta competición una de las más duras del mundo.

La Spartathlon es una maratón de 245 km, que se recorre en 35 horas. Esta competición conmemora la carrera de efectuó el hemerodrómo Filípides, en 490 a.C.  para pedir ayuda a los espartanos, en su enfrentamiento con el rey Persa Dario. Cada último viernes del mes de septiembre, se inicia la carrera con un recorrido que va de Atenas hasta Esparta.

Hay una prueba que se celebra, del 1 al 10 de octubre,  en la jungla del Amazonas. Es la denominada la Jungle Marathon. Presenta temperaturas de 40º y una humedad del 99 %. El recorrido discurre entre pantanos con pirañas, pendientes casi insalvables, animales salvajes y plantas venenosas. Todo un reto para la resistencia humana. Esta durísima prueba tiene tres modalidades, en función de la distancia y etapas a recorrer.

Por último hay que mencionar la Badwater Ultramarathon, que se celebra cada mes de julio en California (Estados Unidos). Es una carrera de dificultad extrema de 217 km, con un desnivel total de 4.000 metros entre la salida y la llegada. Se cruza el desierto del Valle de La Muerte, con unas temperaturas de 49º.

Estos ejemplos son algunas de las competiciones de extrema dificultad. Sólo los runners mas experimentados y con mayor preparación física pueden llegar a finalizarlas.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *