El masaje deportivo en el atletismo

Share Button

Los ejercicios físicos que se efectúan en el atletismo son muy variados y ejercen una fuerte influencia en todo el cuerpo. Dada esa complejidad, el masaje deportivo relacionado con el atletismo es muy complejo. Se quiere mejorar la velocidad o la fuerza, según la modalidad.

Cada especialidad de carrera tendrá un tipo de masaje más intenso en aquellas zonas que efectúan más esfuerzo. Además, el masajista debe tener en cuenta qué músculos soportan más carga y cuales menos. Y por supuesto si hay, o han existido lesiones.

Veamos por separado cada especialidad.

Carreras de velocidad.- los músculos y ligamentos de las extremidades inferiores sufren una fuerte tensión. Ello hace que el masaje se centre en los glúteos, los muslos y en los gemelos. Paralelamente, se presta especial atención a las caderas, tobillos, rodillas y pies. Finalmente, el masajista, se centra en los brazos y el cuerpo del atleta.Pero de una manera menos intensa.

Aquí las distensiones y roturas de las fibras musculares son muy corrientes en los gemelos y en el bíceps del fémur. También, suelen producirse en los tobillos y en el tendón de Aquiles, como consecuencia de torceduras.

En medio fondo.- lo que se trabaja más intensamente es la zona de la pelvis, lumbares y el tórax. Así como los brazos que, en este tipo de corredores, suelen estar muy tensos.

Carreras de obstáculos.- el masaje más intenso se debe centrar en el muslo derecho (si el corredor no es zurdo), en la pelvis y zona lumbar.

Salto, ya sea de altura, de longitud o con pértiga.- hay que tener en cuenta que las articulaciones de la rodilla, los gemelos, tobillos y pies, soportan la misma carga. El masaje de este tipo de atletas, tiende a aumentar la movilidad de las articulaciones y elasticidad de los ligamentos.

Lanzamientos.- los brazos, el tronco y la pierna derecha es donde se debe centrar con más intensidad el masaje.

Pruebas combinadas como el decatlón.- hay que trabajar prácticamente todo el cuerpo con la misma intensidad. En estas pruebas son importantes por igual, la rapidez, fuerza, resistencia, agilidad y elasticidad. El masajista tendrá que centrarse en aquellos músculos que necesiten más atención.

Para resumir, el objetivo del masaje deportivo es preparar el cuerpo del atleta para mejorar el rendimiento y prevenir o curar lesiones.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *