El ChiRunning y el ChiWalking

Share Button

¿Qué son estas dos modalidades?

Por desgracia, hay corredores a los que les gusta entrenar con técnicas que les llevan más allá del simple hecho de pasarlo bien. Son aquellos que piensan que, si no se sufre, no se obtienen los beneficios esperados. Pero eso no es cierto.

A diferencia de lo que creen estos deportistas, sabemos que hay técnicas, como el ChiRunnig y el ChiWalking, que lo que pretenden es precisamente eliminar ese estado de “dolor y sufrimiento”. En una palabra, disfrutar del entrenamiento.

¿Cuándo aparecieron esas técnicas en el deporte?

En realidad, estos métodos de entrenamiento surgieron a raíz de los conceptos desarrollados por Danny Dreyer a finales del siglo XX. Este entrenador y maratonista estadounidense, estudió técnicas de Tai Chi con el maestro George Xu.

Como resultado de las enseñanzas de su profesor, y basándose en ellas, Danny Dreyer aplicó los conceptos de la antigua filosofía taoísta del Yin y del Yang al atletismo. Sus libros, “Chirunnig” y “Chiwalking”, presentan programas de entrenamiento ideales. Para aquellos que esten interesados en introducirse en la práctica de correr sin esfuerzo, os dejo dos enlaces de algunas de sus publicaciones en el texto (“Chirunnig” y “Chiwalking”).

Pero, ¿Qué es el Yin y el Yang?

Según se establece en el Tai Chi, la dualidad es la base de todo en la vida. El equilibrio está basado en el concepto dual del Yin y del Yang.

En realidad son dos percepciones opuestas que se complementan (masculino-femenino, claro-oscuro, frio-calor….). Por un lado se busca la tranquilidad y relajación (Yin), pero por otro se tiende al movimiento y a la velocidad (Yang).

La relajación y concentración.

Sin lugar a dudas, la relajación y concentración de la mente son dos aptitudes fundamentales para que el movimiento sea más eficiente y relajado.

Del mismo modo, todo en la vida tiene esa característica, y el deporte no es algo que esté fuera de ese concepto. Actualmente, muchos atletas combinan las técnicas occidentales con la filosofía taoísta para mejorar sus marcas y resultados.

La respiración

Por un lado, basándose en unos principios básicos, se centraliza la mente hacia nuestro propio cuerpo. A continuación, una respiración profunda, relaja los músculos equilibrando la postura. Y con un lento movimiento hacia delante, se consigue que todo el cuerpo se desplace de forma equilibrada y segura.

La postura del cuerpo

De hecho, la base fundamental de esa técnica se centra en la postura, relajación y fuerza mental que debe mantener el atleta. La espalda recta, ligera inclinación hacia delante y rodillas un poco dobladas, permiten la relajación de las piernas y de la mente.

En realidad, el objetivo es realizar el mayor número de pasos posibles apoyando el pie en la parte central, y no en el talón como sería lo normal en otro tipo de movimiento. Esos pasos deben ser cortos, siempre por debajo del centro de gravedad, e intentando relajar los músculos al máximo.

Realmente, cuesta encontrar esa sincronía al avanzar y llegar a los 170-180 pasos por minuto. Es un proceso que necesita un tiempo de aprendizaje. Lo mejor es contar con un “maestro” para que nos ayude a realizarlo de forma correcta, ya que la cadencia rítmica del paso es importantísimo.

¿Quién puede practicarlo?

Resumiendo, cualquier persona puede realizar este tipo de deporte, pero hay que tener mucha paciencia, perseverancia y constancia. Está reconocido que, tanto el ChiRunnig como el ChiWalking, son muy beneficiosos para la salud. Los movimientos pausados que se generan, aseguran que no se produzcan lesiones, al no forzar las articulaciones. Además, con este ejercicio físico se incrementa la energía tanto física como mental.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *