El café en el deporte

Share Button

De dónde se extrae el café

Primeramente indicar que el café es una bebida originada con los granos tostados y molidos de una planta del genero de los cafetos o coffea. Además, es estimulante por su contenido en cafeína.

En realidad hay unas 400 variedades de esta planta pero, básicamente, se utilizan dos de ellas para su elaboración. Son la “coffea arabica” y la “coffea canephora o robusta”

Por un lado, la coffea arábica es la variedad que tiene la concentración de cafeína más baja. Es también la menos amarga y más aromática. Además su distribución abarca más del 60% de la producción, siendo Brasil, Colombia y Centroamérica sus principales productores.

Por otro lado, la  coffea canephora o robusta, presenta el doble de cafeína que la arábica. Es una planta muy resistente al calor y a los parásitos. Su cultivo se extiende por Africa (central y oriental), por el sudeste de Asia y Brasil.

Propiedades del café

En primer lugar recordemos que es una bebida muy estimulante por su alto contenido de cafeína. Ese componente, presente también en el té, el cacao, el guaraná y el mate, nos mantiene despiertos y acelera el corazón, disminuyendo la sensación de cansancio.

En cuanto a su aspecto nutricional, el ser humano no necesita la cafeína en su dieta. Pero su consumo moderado (unas 3 tazas diarias) no presenta riesgos para la salud. Sin embargo una mayor cantidad puede producir insomnio, irritabilidad, taquicardias, diarreas y nauseas entre otros síntomas.

El consumo de café en los deportistas.

Actualmente, hay mucha controversia relativa a como afecta el consumo del café a los deportistas. Como en todas las sustancias que no tienen una función nutritiva, tiene sus pros y sus contras. Diferentes estudios lo dan como muy beneficioso, pero siempre de una manera responsable y con moderación.

Los efectos positivos del café dependen del tipo de deporte, de dónde se realice y de la cantidad ingerida. En realidad, la sensación de euforia y la reducción de la sensación del cansancio, pueden mejorar mucho el rendimiento del atleta.

Por otro lado, es muy recomendable cuando se corre en altitudes elevadas, o se entrena en régimen de hipóxia (con merma de oxígeno).

Como inconvenientes podríamos indicar que tomar café solo, en ayunas, y efectuar seguidamente un entrenamiento, puede presentar problemas digestivos y gastrointestinales. Además, ya que su efecto suele durar entre 2 y 3 horas, puede dar problemas de insomnio, en función de la hora en la que se consuma.

Con todo, hay que tener en cuenta que el Comité Olimpico Internacional controla la concentración de cafeína en la orina de los atletas. Se permite un máximo de 12mg/Kg, lo que representa, en principio, entre 5 y 6 tazas de café.  Además, a partir del 1 de enero del 2004, es legal consumir esa sustancia, comparándola con los efectos de productos como la jalea real, el ginseng o el polem.

Conclusión

Como podemos observar el consumo de café en el deporte es beneficioso, pero debe hacerse con moderación y responsabilidad. Cada uno debe determinar que cantidad puede tomar, ya que cada organismo responde de manera diferente.

.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *