Alcohol y resaca. ¿Podemos correr?

Share Button

Si hemos salido de fiesta o asistido a un evento, lo más seguro es que hayamos tomado demasiado alcohol. Eso hará que nos levantamos con resaca. Pero, ¿sabemos exactamente qué pasa en nuestro cuerpo cuando ingerimos más bebidas alcohólicas de lo habitual?. En realidad sentimos un malestar general, más o menos acentuado, con dolor de cabeza, fatiga, cansancio, nauseas y sed. Se produce una alteración de la glucosa y deshidratación.

Pensemos que cuando se toma más alcohol del que se está habituado, los riñones y el hígado deben trabajar mas. Ese tipo de bebidas contienen sustancias como etanol, histamina y metano, que son tóxicas y para eliminarlas del cuerpo, ambos órganos necesitan tiempo y sobre todo agua.

De todas formas, no todas las bebidas alcohólicas son iguales. Las fermentadas, como la cerveza, el vino y la sidra, no superan el 20% de alcohol. Pero las destiladas, como el ron, whisky o vodka, pueden llegar a tener un 60%, y son más lentas de eliminar en el cuerpo.

También hay que tener en cuenta que no todo el mundo tolera igual la ingesta de alcohol. Ese sería el caso de aquellos que no suelen beber asiduamente o las mujeres. Fisiológicamente el hígado femenino es más lento y no lo tolera ni procesa igual que el del hombre.

En caso de tener resaca, es aconsejable beber mucha agua, tomar alimentos ricos en carbohidratos,  potasio y sodio. También es conveniente comer frutas como la peras y plátanos, así como dulces suaves o sopas de verduras.

Bien, dicho esto ¿es conveniente correr con resaca?.

Por supuesto NO. El organismo no se encuentra en perfectas condiciones y pueden producirse lesiones.

Antes he comentado que con la ingesta de alcohol se produce deshidratación en el organismo y una alteración de la glucosa en la sangre. Por lo tanto pueden aparecer dolores musculares y fuertes calambres en las piernas, que son muy dolorosos. Además cuando el organismo se da cuenta hay un esfuerzo extra, como correr, para obtener energía descompone carbohidratos, aumentando la frecuencia cardiaca y la fatiga. Si en estos momentos no se está en perfectas condiciones físicas, el riesgo de lesión es enorme. Es mejor esperar al día siguiente o, por supuesto, tener moderación en la bebida. Así nos garantizamos un entrenamiento perfecto, sin posible riesgo de lesiones.

Si aun así, se decide correr con “resaca” habrá que efectuar recorridos cortos, atarse muy bien las zapatillas y ponerse ropa que abrigue. Y sobre todo, beber mucha agua.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *